Por qué el naming de Libertina, de Tropical Estudio

Buenas. Hoy os vamos a contar por qué Libertina se llama Libertina.

En cualquier inicio hay decisiones que, por mucho que las pienses y te pongas un casco antes de tomarlas, pueden liártela parda en algún detalle tonto que no hayas tenido en cuenta. O, incluso con todo súper estudiado y súper medido, viene la vida y piensa que ese plan tan fantástico y tan maravilloso pues no lo termina de ver claro y, de golpe, te manda a la lona. Así, sin anestesia y sin palabras bonitas.

Lo que haga la vida es cosa suya, aunque esperamos que nos trate bien. Sin embargo, la decisión sobre la imagen de empresa, sobre cómo queremos que nos vean nuestros colaboradores y clientes, era algo propio. Queríamos que reflejase nuestra forma de ser y de entender la cocina, que mostrase los valores de esa parte de nosotros que es este proyecto. Pero, ¿cómo lo íbamos a hacer bien si no teníamos ni idea?

Decían en La Bola de Cristal que “Solo, no puedes; con amigos, sí”; y nosotros tenemos la suerte de contar con un grupo de amigos que nos han ayudado desde el comienzo, como la gente del restaurante Baobab de la que ya os hemos hablado un poco y, seguramente, os comentemos más en otro artículo. Pista: Ellos tienen que ver con lo siguiente.

Pero hoy os vamos a hablar de la respuesta a una pregunta que nos suelen hacer:

—¿Por qué Libertina se llama Libertina?
—Por Sergio y Álex.
—¿Y quiénes son?
—Ahora os lo contamos.

Estuvimos pensando en quién nos podría ayudar a buscar nuestra imagen, que plasmase lo que queríamos transmitir y no sabíamos. Estábamos en esas cuando descubrimos a Sergio y a Álex, Tropical Estudio, gracias a su colaboración con el Baobab (Por ahí venía la pista :)). Entramos en su página y vimos un montón de cosas chulas, de trabajos donde se mostraba una pasión y un espíritu similares a los que tenemos nosotros, y, como un flechazo, quisimos que, en un futuro, nuestro proyecto también estuviese en su página.

Nos pusimos en contacto con ellos y, tras estudiar qué opciones teníamos, nos propusieron un grupo de nombres. No tuvimos que pensarlo mucho porque la elección estaba muy clara.

—Nos llamaremos Libertina.

¿Por qué Libertina? Porque es fresca, desenfadada, divertida; porque se atreve a ser lo que quiere ser, a decidir, a mezclar en ella sabores de diferentes orígenes para crear el suyo propio; porque, aunque suene tonto y no lo sea, Libertina rima con cocina.

Y así, gracias a Sergio y a Álex, a unos amigos que hemos ganado por este proyecto, pudimos conseguir nuestro nombre, el que refleja perfectamente lo que somos; y desarrollaron una imagen corporativa tan chula como la que podéis ver en esta página para nuestra querida Libertina.

¿Qué os parece? ¿A que mola?

Nos vemos.

Una colaboración de ref5504 para Libertina y sus pastas.